En criminalística hay un principio muy fundamental:  preguntar quién se beneficia con el hecho in cuestión. Los romanos llamaron eso: “CUI BONO”, a favor de quién.  Como consta de blogs pasados (mentiras), hace mucho me indigna la forma irresponsable en la que se utilice el internet para divulgar (mal)información, a veces falsa y tendenciosa.  

Cuando la ignorancia se hace cómplice

Por supuesto, la mayoría de las personas lo hace -de forma un tanto ingenua- de buena fe… pero como cristianos deberíamos tener doble cuidado al hablar de otros, y triple veces más tratándose de personas no cristianos, es decir,  personas que queremos impactar con el reflejo de Cristo en nosotros.  Además, si las personas en cuestión son musulmanes, existen razones de sospechar que haya aspectos adicionales involucrados, aspectos que tienen que ver con  intereses políticos y económicos.   En este caso, nuestra participación en la difamación nos haría cómplices. ¿Cómplices de qué? De alimentar un ambiente de prejuicios, de aversiones, de choques, de conflicto, de persecución y de guerra. !Bienaventurados son los pacificadores!

 El caso de las “Bodas de niñas en Gaza”: la verdad…

En su origen, el reporte fue publicado por la agencia francesa de noticias AFP (Agence France Press) el 30 de julio 2009 ,  y se leyó así: 

Gaza

Niñas palestinenses aplaudan delante de los novios durante una boda masiva para 450 parejas organizada por el movimiento Hamas en Jabalya al norte de la Franja de Gaza el jueves. Foto: Suhaib Salem, Reuters

SHEIKH ZAYED CITY, FRANJA DE GAZA — Cerca mil palestinenses celebraron las bodas en la noche del jueves en una ceremonia organizada por Hamas en el norte de la Franja de Gaza. 

Dignitarios del Hamas, incluyendo Mahmud Zahar, uno de los líderes principales del grupo militante, estuvieron presentes para congratular a 450 novios que tomaron parte en un evento puesto en escena con mucho cuidado.

“Estamos diciendo al mundo y a América que no pueden negarnos alegría y felicidad”, dijo Zahar a los hombres, todos ellos vestidos en trajes negros idénticos  y provenientes del cercano campo de refugiados Jabalia.

Cada uno de los novios recibió un presente de US$500 de parte de Hamas, que dijo que sus obreros también habían contribuido cinco por ciento de sus salarios mensuales para agregarlo al regalo de bodas.

Las 450 novias no compartían nada del esplendor, tomando su lugar en medio de la audiencia de los casi 1,000 invitados: la mayoría de las parejas ya había participado en las ceremonias religiosas en diferentes partes, con más matrimonios planeadas para dentro de los próximos días.   

“Presentamos esta boda como un regalo a nuestro pueblo que se mantuvo firme en vista del sitio y de la guerra”, pronunció el líder local del Hamas Ibrahim Salar en un discurso.La Franja de Gaza ha sido bajo bloqueo israelí desde que el movimiento islámico Hamas había asumido el control allá en junio 2007.  En diciembre y enero, 1400 gazanos y 13 israelíes fueron muertos en una guerra de 22 días que dejó mucho del territorio en ruinas.

© Copyright (c) AFP

…y la (muy) mala intención  

Poco después, empezaron a circular por internet fotos y videos mostrando a los (en su mayoría jóvenes y apuestos) novios sonrientes, llevando de la mano niñas vestidas de blanco y arregladas, con pelo rizado… muy parecidas a las tantas niñas que acompañan bodas en todo el mundo; aquellas 450 niñas que la foto de la  noticia original llama así: niñas palestinenses delante de los novios.  

Bajo el título: “Bodas de niñas en Gaza” estos mensajes manifestaron HORROR ante lo que califican como otra de las acostumbradas infamias del Islam, sosteniendo que esas 450 niñas en edad de 6 a 10 años, hubieran sido las novias. Blogs cristianos y judíos no vacilaron en gritar !pedofilia!

Pero toda persona sólo medianamente familiarizada con las costumbres chiítas (como se practican por el Hamas),  puede afirmar (y los videos publicados por la televisión siria lo muestran para este caso) que

  • la novia jamás aparece con pelo descubierto
  • los novios jamás se toman de mano
  • las hermanitas, sobrinas, amigas, etc. asisten a la fiesta en representación de la desposada (y se gozan con ello como cualquier niña)

El artículo menciona claramente que las novias mismas no estuvieron entre los protagonistas. Ni en el título, ni con ninguna otra palabra se insinúa un hecho de atrocidad.  

También está el testomonio presencial de Tim Marshall, editor para asuntos extranjeros de la agencia británica SKY.net, que describe el evento como intento de aliviar la presión emocional de la gente y luego envió su testimonio a varios de esos blogs, afirmando que las niñas no eran implicadas, Así lo arroja también la investigación de Aaron Klein (Israel World News) . Este último reporta: 

“WND recibió una gran cantidad de correos electrónicos pidiendo a la organización noticiera que investigue.

Hamas realmente hizo una ceremonia masiva el jueves pasado en la cual cerca de mil palestinenese contraeron matrimonio. Muchas de las familias involucradas dijeron que no podían costear una fiesta de boda por sí mismos.

Ahmed Jarbour, el oficial del Hamas en Gaza responsable por actividades sociales, comentó a World News que la muchacha más joven para ser casada en la ceremonia era de 16 años. La mayoría de las novias, dijo, eran mayores de 18.
 
Jarbour,  como otros dos altos funcionarios contactados por WN, se mostró ofendido por la idea que Hamas casara a niñas pequeñas. Explicó que las menores vistas en el video eran familiares o de la novia o del novio. Dijo que era tradición para las niñas vestirse de forma similar a la novia. Un seguimiento que WN hizo al video localizó algunas de las niñas, las que, hablando árabe, declararon haber participado en la boda en calidad de miembros de familia. Las entrevistadas no mencionaron en ningún caso que ellas mismas hubieran sido desposadas.

Un número de llamadas a palestinenses que participaron en la boda, afirmaron que las niñas mismas no eran las novias.”

Se necesita, pues, una dosis bastante grande de mala intención y de malos pensamientos  para hacer una interpretación como la que ahora corre por todo el mundo.

Conclusión: los musulmanes son malos. ¿O no?

Pero hay más: de pronto, no teniendo suficiente con la difamación de estas personas, se fabrica un acusación general al Islam: !Mahoma también se casó con una niña de 4 años, los musulmanes mutilan las genitales de las niñas, etc. etc. etc.

No hay espacio para aclarar una por una estas incriminaciones, pero como generalización carecen de fundamento verdadero. En caso de Mahoma: luego de la muerte de Kadisha, su única esposa por 25 años que había quedado sin hijos, sus seguidores le instaron a tener descendencia. En una decisión política, para asegurar el apoyo del poderoso Abu Bekr, se cierra un contrato de casamiento entre Mahoma y la hija de Abu Bekr, Aísha, 4 años de edad a esta fecha. Contratos tales de matrimonio se hicieron entre familias poderosas en todo el mundo, especialmente entre las casas reales europeas, donde incluso embriones o no nacidos ya fueron prometidos. Al llegar a 10 años, Aísha es trasladada a casa de Mahoma, quien -según testigos oculares- la colma de juguetes. Teniendo en cuenta la pronta madurez de las mujeres beduinas, y según cultura de ellos, es muy probable que a las 13, Aísha ya era esposa de hecho. Y parece que tal era el afecto mutuo de la pareja que aun en vida de su esposo ella se vuelve la cabeza del discipulado, y como viuda, líder del movimiento. Aísha es autora de por lo menos la cuarta parte de la shari’a, la ley islámica.

Reprochar a “los musulmanes” de hoy por algo culturalmente aceptable en el lugar y tiempo de Mahoma, es como reprochar a “los cristianos” de hoy porque Abraham o David eran polígamos o reprocharnos por los genocidios en tiempos del Antiguo Testamento.  Las demás acusaciones, aun cuando verdaderas en sí en cierta proporción, no se relacionan tanto con el Islam como religión sino más bien con las culturas, donde se practican.

A quién favorece y a quién hace daño

En vista del blanco ydel radio de propagación, surge la sospecha de una tendencia propagandista en las ya seguidas incriminaciones falsas. El origen, para decirlo con cautela, parece tener lugar en círculos pro-israelíes en Estados Unidos, concluyendo por los blogs que dan espacio a esta clase de noticias y que son fortalecidos desde la privacidad de los correos personales.

Pero no importa de dónde venga,  es obvio que la mayor parte de los canales de difusión pasa por manos cristianos.  Y usted, herman@ cristian@,  aun estando a oscuras en cuanto a  quién favorece su participación en esta cadena nefasta, debe tener claridad sobre el daño que causa:

  1. a las misiones cristianas entre musulmanes porque desprestigia la imagen de Cristo
  2. a la paz mundial porque incita al desprecio y la discriminación a causa de la religión 
  3. a musulmanes y otros grupos que viven como extranjeros en naciones cristianas porque los hace blanco de prejuicios
  4. a sí mismo por faltar a los principios fundamentales enseñados por Jesús (Mateo 5:43-45)

Denunciemos, pues, al maltrato, pero con la verdad. Evitemos las generalizaciones, abstengámonos de denigrar lo que es sagrado para otros si no tenemos verdadero conocimiento, y ante todo: hablemos menos del error de los demás y más de la forma cómo nosotros podamos reflejar la excelencia de Cristo.  !A favor de las misiones y de la paz!

Anuncios