Si todavía se pregunta por qué Estados Unidos eligió a un presidente con nombre Barack Hussein Obama, o por qué personas en Chicago, en Kenia o en Colombia bailaron y lloraron de alegría por esta noticia… basta con leer el discurso que dio en la noche de elección. Una oratoria brillante que recuerda lo mejor de Martin Luther King… Léalo aquí.

Anuncios